FANDOM


Este articulo es sobre el personaje del Caballero Arkham que aparece en el canon de los cómics. Para conocer sobre la versión del personaje que aparece en el videojuego Batman: Arkham Knight, ver Jason Todd (Arkhamverse).


Astrid Arkham es la hija de Jeremiah Arkham y la doctora Ingrid Karlsson. Ella nació en el Asilo Arkham durante un motín y creció en sus pasillos apañada por algunos de los peores villanos de Ciudad Gótica. Al crecer desarrolló un profundo odio contra Batman y a finales de su adolescencia ella asumió la identidad de la Caballera Arkham para acabar con el murciélago y sus ideales opresores.

Historia

Nacimiento

Astrid nació durante un motín en el Asilo Arkham encabezado por unos nuevos pacientes que estaban siendo ingresados. Su madre, Ingrid Karlsson, quedó atrapada en esa situación llevando un embarazo avanzado, dado que se había negado a dejar de trabajar alegando que sus pacientes la necesitaban más que nunca debido a su inminente licencia por maternidad. Ella escapó del terror y la violencia que se produjo mientras Batman ayudaba a los guardias de seguridad a controlar el motín. Los gritos de terror y dolor de Ingrid atrajeron la atención del Guasón, Harley Quinn, Hiedra Venenosa, Dos Caras, Solomon Grundy y Clayface, quienes increíblemente la ayudaron a dar a luz mientras la mantenían protegían de los enloquecidos nuevos pacientes. Cuando nació la bebé Ingrid les dio las gracias a todos por ayudarla pero de pronto un Batarang atravesó la cortina de lodo creado por Clayface y se clavó en su vena yugular. Mientras ella exhaló su último aliento de vida Grundy le arrancó la cabeza de un mordisco al lunático que había arrojado el batarang. Cuando Jeremiah llegó para ocuparse de su familia, los villanos que ayudaron en el parto regresaron con tristeza a sus celdas sin que nadie los escoltara.

Creciendo en Arkham

Después de esa tragedia su padre decidió seguir adelante y llevó gran parte de la crianza de Astrid dentro del Asilo Arkham puesto que era una estructura grande, con muchos niveles y habitaciones que la mantendrían a salvo que la locura que reinaba en Ciudad Gótica. Jeremiah creía firmemente en el dicho “Mejor malo conocido que malo por conocer”, por eso Astrid creció apañada por los lunáticos. A temprana edad ella decidió comenzar a confeccionar un diario visual de su vida en que el plasmaba los sucesos más importantes a través de dibujos. Guiada por una gran curiosidad ella empezó a recorrer Arkham hasta encontrar pasadizos secretos que le permitieron moverse por propia voluntad en lugares restringidos incluso para los médicos más valientes. Ella adoptó la costumbre de visitar al Guasón, al cual llamaba tío, para que le leyera cuentos sobre castillos y princesas. Gracias a eso Astrid comenzó a ver el edificio como si fuera un castillo del cual ella era la Caballera encargada de la protección todas las personas que vivían en él.

Durante muchas noches, a la hora de dormir, su padre intentó explicarle la clase de trabajo que hacía para que entendiera la diferencia que había entre cuidar a una buena persona y una mala, enferma, confundida y atormentada. Sin embargo la curiosidad de Astrid continuó llevándola a explorar cada rincón del Asilo Arkham, y algunas veces atestiguó la clase de alboroto que solo Batman era capaz de detener a base de violentos puñetazos. Al mismo tiempo ella encontró varios túneles secretos que la llevaron a escondites donde sus ancestros habían escondido mercancías robadas y preciosos artefactos traídos de sus viajes por Europa, como espadas y armaduras medievales.

Odio a Batman

La única constante en la vida de Astrid, además de su padre y las revueltas en el Asilo Arkham, fueron las amenazantes visitas nocturnas de Batman al edificio. Cada vez que eso sucedía ella podía sentir como afloraba el dolor y la disconformidad en aquellas personas con las que interactuaba a diario. Cuando el murciélago aparecía el miedo de los pacientes aumentaba ya que él era como un monstruo que entraba y salía de sus vidas caprichosamente. En ese punto ella sintió que solo podía combatir ese miedo si lo manifestaba en algo tangible. Al enterrarse de su deseo por combatir a Batman, los pacientes estuvieron felices de ayudarla y por eso Clayface le hizo varios maniquíes del murciélago para que los pudiera destruirlos con su espada de madera.

Entrando en la adolescencia Astrid comenzó a demandarle a su padre más información sobre su madre ya que no le bastaba con creer que ella los había abandonado poco después de su nacimiento al ser incapaz de soportar el peso de ser parte del Asilo Arkham y por eso se mudó muy lejos y cortó toda comunicación. Eventualmente ella se dio cuenta que su padre le mentía. Una noche Astrid colocó un somnífero el en el café de un guardia de seguridad y accedió a las viejas cintas de vigilancia, gracias a la cuales presenció el video de su propio nacimiento y la muerte de su madre por culpa de un Batarang. Durante toda su vida el símbolo del murciélago había representado miedo y terror para aquellos con los que había crecido, pero después de conocer la verdad Astrid abrazó su significado, lo enfrentó y se alimentó su furia de él para forjarse un nuevo propósito. Viendo a Batman como un enemigo que había conquistado a Ciudad Gótica literal y figurativamente, ella comenzó a buscar maestros en el arte de la guerra y todas las facetas de la ciencia, con los cuales se entrenó tanto física como mentalmente para algún día poder arrebatarle a Batman el control de la ciudad y llevarla hacía una nueva era de iluminación.

Medieval

Al salir de la adolescencia Astrid reclutó a villanos de poca monta que compartían su visión contra Batman y formó una organización secreta conocida como “Los Caballeros del Sol”. Ella se construyó una armadura y asumió el manto de la Caballera Arkham para acabar con la oscuridad del murciélago sobre Ciudad Gótica. Cuando tuvo todo listo para hacer brillar a su caballeros, Astrid utilizó a Francine Langstrom como señuelo para atraer a Batman hasta el habitad de los quirópteros del zoo de Ciudad Gótica. Con él allí ella hizo detonar una enorme bomba de luz que provocó un sol artificial sobre el cielo nocturno. A continuación sus caballeros atacaron a Batman y consiguieron herirlo con varias flechas especiales, pero cuando él intentó escapar la Caballera Arkham le cayó encima y le aplastó la cabeza con su bota. Automáticamente Astrid alzo la espada para ejecutar a su enemigo pero de pronto la policía apareció en la escena y abrió fuego. Batman le pidió a los policías dejar de disparar para evitar una escalada de violencia pero una de las seguidoras de Astrid lanzó una flecha contra los uniformados. Al producirse un nuevo intercambio de proyectiles la Caballera Arkham usó su cuerpo para proteger a una policía.

Astrid y Batman se prepararon para continuar peleando, pero ante el creciente número de civiles curiosos por la pelea ambos acortaron continuar el enfrentamiento en otro momento y se marcharon. Posteriormente ella y sus seguidores se sumergieron en la bahía Aparo para recuperar los restos de la bomba de luz, que podrían servirle a los héroes para localizarlos. Bajo el agua ellos se enfrentaron a Robin, pero Astrid consiguió electrocutarlo y dejarlo inconsciente. Después llevaron al joven a su mazmorra bajo el Asilo Arkham, donde ella trató de convencerlo de abandonar a Batman para luchar junto a los verdaderos aliados de la luz. Astrid dejó al muchacho encerrado en una habitación para que pudiera pensar en su propuesta, pero él se las ingenió para escapar y salir directo en el pasillo de celdas de Arkham, donde ella y sus acólitos lo estaban esperando. Astrid se quitó el casco para demostrarle a Robin que podía confiar en ella y también le ordenó a sus acólitos bajar las armas. Sin embargo el muchacho provocó a dos de ellos y estos terminaron atravesándole el hombro con una flecha. Rápidamente Astrid atacó a ese par y dejó marchar a Robin como muestra de buena fe.

Más adelante Astrid castigó al par de acólitos que la habían desobedecido haciendo que el Doctor Phosphorus les quemase un segundo sol en la espalda. Después de eso el grupo abandonó su escondite sabiendo que tarde o temprano acudiría Batman, y decidieron adelantar el plan de ataque para extinguir a la oscuridad. Astrid y los Caballeros del Sol se dirigieron al punto natural más alto de Ciudad Gótica, también el más defendible, donde ella planeaba erigir su ciudadela de la luz. Allí le pidió a Anton Arcane usar su magia para crear un ejército de Un-men y sus acólitos aprovecharon para entrarle una nueva bomba de luz con temporizador. Tras eso activarla, Astrid se comunicó con el Doctor Phosphorus para comprobar si ya se encontraba en posición, pero él le advirtió sobre la llegada de Batman y Robin.

Poderes y habilidades

Habilidades

  • Liderazgo: gracias a su ferviente ideología contra Batman y un carácter implacable a la hora de perseguir sus objetivos, Astrid ha demostrado ser una líder capaz de inspirar fervor, temor y respeto por igual entre sus seguidores.
  • Ingeniería mecánica: gracias a sus avanzados estudios en la materia, ella fue capaz de construirse desde cero un traje de batalla que aumenta su fuerza y resistencia en combate.
  • Psicología: sus estudios sobre la mente humana le han servidos para aprender a tratar a con diferentes persona, a fin de explotar sus debilidades e inseguridades con el propósito de unirlos a su causa.
  • Natación
  • Combate cuerpo a cuerpo: es una experta en combate de corto alcance, pero aun así prefiere el uso de armas a la hora de enfrentar un rival.
  • Experta en armamento: gracias a sus diversos maestros de combate, Astrid aprendió a manejar todo tipo de armas blancas y de fuego.
    • Esgrima: si bien es experta en el uso de metralletas y pistolas, ella prefiere resaltar su título de Caballera enfrentando a sus enemigos a golpes de espada.
    • Lanzamiento: Astrid posee una puntería certera a la hora de arrojar pequeños objetos, como dagas o bombas de humo.

Parafernalia

Equipo

  • Armadura corporal: la Caballera Arkham usa una armadura protectora que presenta algunas similitudes con el traje de Batman. Sin embargo esta armadura es más fuerte y resistente, ya que es capaz de resistir las balas de ametralladora sin ningún problema. El traje también es hermético, lo que permite que Astrid opere a bajas profundidades.
  • Cápsulas de humo: Astrid a menudo lleva cápsulas de humo escondidas en su traje. Estas bombas pueden lanzarse contra una superficie para crear una cortina de humo que le sirve para atacar por sorpresa a un rival o para escapar velozmente sin ser detectada.

Armamento

  • Shurikens: Astrid lleva varios shurikens dorados que utiliza como proyectiles de lanzamiento, similares a los Batarang de Batman.
  • Espada y escudo: Astrid es experta en el manejo de la espada. También suele combatir usando un escudo con forma de la letra "A", en honor a su legado familiar y al edificio donde creció.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.