Batpedia
Advertisement
Batpedia
5881
páginas


"Bruce Wayne se presenta ante el Congreso para abogar por la supervivencia de Ciudad Gótica, pero hay fuerzas aliadas en contra de su causa que él ni siquiera puede imaginar."

Apariciones en "El Testigo"[]

Personajes Principales[]

  • Batman (Flashback; Historia Principal)

Personajes Secundarios[]

Villanos[]

Otros Personajes[]

Historia de "El Testigo"[]

Bruce se presenta ante el congreso y los senados de Estados Unidos para dar inicio al último plan de salvación de Ciudad Gótica.

Él inicia su discurso diciéndoles que siete millones de personas dependen que lo que allí suceda, personas que ya han sufrido demasiado. Él no intenta vender una imagen errónea de su ciudad ya que esta es un lugar llena de oscuras tragedias y amargas ironías, como el asesinato de sus padres. Gótica es un lugar que afecta a sus habitantes, para bien o para mal pero a pesar de todo la gente prospera y se siente orgullosa de su lugar. Su familia es un ejemplo de eso ya

Promise

que en dos siglos lograron construir una de las empresas más poderosas del mundo gracias a la ayuda y tenacidad de la gente de aquella ciudad. La misma ofrece inspiración a su manera a través del miedo pero a pesar de los obstáculos la gente sale adelante teniendo esperanza cuando no hay esperanza. La Ciudad jamás se hizo la víctima y siempre lucho, ayudándose sola incluso cuando necesito desesperadamente ayuda. En conclusión, la ciudad en ese momento solo puede ser salvada con la ayuda de todo el país y él mismo compromete su fortuna a que la ciudad devolverá todo el dinero que se le preste. Cuando el discurso de Bruce finaliza el senador Means toma la palabra y expone que, para el ciudadano promedio, Ciudad Gótica es solo un manicomio que favorece la muerte y la locura y cuyo índices de criminalidad son más elevados que cualquier otra ciudad del país.

Bruce sabe que eso es verdad, pero también sabe que en la ciudad hay santos y buenos ciudadanos que luchan por sobrevivir. Ellos son la verdadera Ciudad Gótica por lo que le pide a los senadores no juzgar su hogar solo por lo malo. Cuando Means sugiere que Bruce solo está allí para poder sacar algún provecho económico, el millonario le demuestra lo contrario confesándole que el amor por su ciudad es su demonio interno, un demonio que lo empuja a cometer actos desesperados. Sin embargo, el senador Doctrow toma la palabra y también acusa a Bruce de intentar usar aquella situación para llenarse los bolsillos con el dinero del estado, pero él vuelve a rechazar esas acusaciones alegando que al igual que todos ha sufrido percances y ha tenido momentos de duda donde quiso abandonar el lugar, pero fue su amor el que jamás le permitió rendirse. Bruce tiene un plan para reconstruir la ciudad, magistralmente elaborado por Lucius Fox, y cuenta con una fe ciega en los ciudadanos que no le permite rendirse aun a pesar de haber atravesado dos brotes virales y un terrible terremoto. Antes de finalizar él implora que la causa para salvar Ciudad Gótica se convierta en una cuestión de estado para así no abanar a las siete millones de almas que dependen de ellos. Sin más, Bruce se retira del lugar sin permitirle a los otros senadores interrogarlo y la salida se cruza con un grupo de periodistas que le preguntan por qué le importa tanto su ciudad y el les responde que porque hizo una promesa hace mucho tiempo.

Advertisement