FANDOM



«Contacto. Aparato enemigo encontrado.»
―Soldados TYGER cazando a Batman [fuente]

La fuerza de seguridad TYGER es una compañía militar privada que fue formada por Hugo Strange, gracias a la financiación de Ra's al Ghul y al poder ejecutivo de Quincy Sharp (bajo control mental), para que sirviera de supervisora de la construcción y posterior guardia de Ciudad Arkham.

Sus miembros, capitaneados por Vicent Garrett, eran personas con grandes expedientes militares a quienes se les lavaba el cerebro para que pudieran seguir la más estricta disciplina y acatar las órdenes de Strange sin cuestionarlas.

Aparecen en el videojuego Batman: Arkham City, así como en las sagas de cómics relacionados Batman: Arkham City (cómic), Batman: Arkham City (cómic digital) y Batman: Arkham Unhinged.

Historia

Creación

Tras el motín del Asilo Arkham[1] el ex alcaide de Arkham Quincy Sharp hizo carrera política y consiguió convertirse en alcalde de Gotham y se apropió de todos los méritos por haber detenido el motín en el asilo. Tiempo después, unos gemelos conocidos como Tracy y Terrence Trask, quienes habían conseguido acceso a algunos contenedores de la fórmula TITAN y los habían utilizado para mejorar sus capacidades físicas, empezaron a causar problemas por todo Gotham.[2]

No obstante, el objetivo de los gemelos titanes era matar a varios políticos en la próxima inauguración del ayuntamiento. Los esfuerzos Batman, que seguía su pista y acudió al lugar preparado con gel explosivo para derrotarlos, fueron en vano; tras noquearlos, los gemelos explotaron y provocaron numerosas muertes y heridas, aparte de destruir el nuevo ayuntamiento. El alcalde Sharp enfureció y aplicó el estado de guerra en Gotham. Como medida, mandó construir Ciudad Arkham, una mega prisión para encerrar a los criminales combinados de Blackgate y Arkham.[2]

No pasó demasiado tiempo cuando Vicent Garrett, un ex militar con un expediente impecable, con los mayores ratios de misiones cumplidas satisfactoriamente y con un amplio conocimiento en uso de armas fue llamado para una entrevista para ser capitán de una nueva fuerza de seguridad llamada TYGER. Hugo Strange le hizo una entrevista y le preguntó acerca de seguir órdenes estrictamente en los escenarios con bajas civiles. Ante la respuesta de Garrett de que seguiría el protocolo, Strange le inyectó en el cuello un suero de control mental. El alcalde había autorizado a los TYGER el uso de fuerza letal y, mientras continuaba el reclutamiento de los soldados, las órdenes estaban claras: matar a Batman.[3]

Construcción de Arkham City

Numerosos presos tuvieron que ser relocalizados en otras áreas de Gotham tras comenzar la construcción de Ciudad Arkham. Además del aumento de crímenes básicos que se cometían, muchos ciudadanos comenzaron a reunirse para manifestarse en contra de la gran prisión. Al menor indicio los antidisturbios TYGER, incluso obviando los derechos de los ciudadanos, no dudaban en reducirlos y dispersar las manifestaciones.[4][5]

Llegó el día en el que Ciudad Arkham fue finalizada y los soldados TYGER comenzaron a apresar a los delincuentes sueltos por Gotham y llevarlos a la prisión. Algunos como Jimmy Brigs, un recluso del Asilo Arkham, sabían que allí morirían y tenían que ser sedados por los soldados y llevados a la fuerza.[6]

Traslado de presos a la prisión

No mucho tiempo después los soldados TYGER apresaban a delincuentes y otros ciudadanos para que fueran internos de Ciudad Arkham. No importaba si habían terminado su condena: todo aquel que hubiera tenido antecedentes era objetivo de la fuerza de seguridad.[7]

Jenna Duffy, quien tenía antecedentes, tuvo que escapar de una patrulla TYGER que la perseguía. Tras encontrarse con Batman y que este le ofreciera la oportunidad de abandonar Gotham en un autobús, ella aceptó. No obstante, los guardias acabaron por interceptar el autobús y encerrarla en Ciudad Arkham.[7]

Los soldados también trasladaron a Enigma desde el Asilo Arkham hacia Ciudad Arkham, encerrándolo allí en una celda. Sin embargo, el villano consiguió escapar gracias a un frasco con una fórmula de Hiedra Venenosa que abrió la puerta de la celda y atacó a los guardias, y así Enigma consiguió moverse libremente por la gran prisión.[8]

Los días pasaban y más supervillanos y delincuentes eran trasladados. Batman, que utilizaba un barco para infiltrarse en la prisión y solucionar problemas internos, vio cómo su barco explotó en una emboscada de los soldados TYGER. Los soldados ya estaban entrenados para contrarrestar sus técnicas y dispositivos, y acudían en gran número. Todo parecía perdido, pero Catwoman apareció con un camión para salvarle. Tras huir, Batman decidió emboscar a un soldado TYGER solitario, que por separado no eran rival para él. Le interrogó y averiguó que Hugo Strange era quien estaba detrás de Ciudad Arkham.[9]

Bruce Wayne presentó pruebas del pasado de Strange antes de Ciudad Arkham que demostraban los experimentos ilegales que había cometido, pero Strange pudo esquivarlas. Dejó escapar a Victor Zsasz de la prisión para que los soldados TYGER lo volvieran a atrapar, y así reforzar la ilusión de seguridad que proporcionaría el proyecto.[10]

Solo quedaban por encerrar Catwoman y Dos Caras, por lo que los soldados TYGER irrumpieron en la casa de la gata ladrona. Aunque ella consiguió librarse de ellos, la fuerza de seguridad incautó el tesoro que ella había estado acumulando y los puso en una bóveda. Batman intentó que ella abandonara Gotham, pero Catwoman no dudó en intentar recuperar su botín, cuyos planos para localizar la bóveda estaban en la Mansión Arkham. Dos Caras, que se encontraba en la zona, lucha con sus hombres contra Catwoman por los planos, pero nada pueden hacer contra el gran número de TYGER que acudieron al lugar y terminaron por apresarlos.[11][12][13]

Conexiones

La situación ocasionó que James Gordon y Batman decidieran buscar más información de Strange. Tras buscar archivos en la oficina del alcalde, una patrulla TYGER comenzó a perseguir a Batman, quien escapó a duras penas con el helicóptero de las noticias de Vicki Vale y Jack Ryder. Sin embargo, Strange ordenó a los TYGER que dispararan a Batman sin que importaran las bajas civiles; los soldados acabaron por matar al piloto, haciendo que el helicóptero se estrellara, pero se perdieron las pruebas en el posterior incendio del vehículo.[14][15]

Batman, que descubrió gracias a la información las conexiones entre Strange y el alcalde Sharp, volvió a reunirse con James Gordon y le contó sus descubrimientos. Strange lo había previsto y una patrulla estaba en camino, pero estos reportaron que la azotea estaba despejada: Batman había conseguido acceder a la frecuencia de comunicación personal de Strange gracias a Oráculo, y así el héroe consiguió también averiguar que el profesor Strange se ocultaba en la Torre Maravilla de Ciudad Arkham.[16]

Algunos internos de Ciudad Arkham intentaban escapar, como Máscara Negra, que había sido capturado anteriormente por los guardias TYGER de Strange.[17] Tras acordar un trato con el Pingüino, utilizó unos explosivos para hacer detonar una sección del muro de la prisión y huir. Entonces reunió a Firefly y a sus hombres para que atacaran las bases de Strange e interceptaran los envíos de suministros de los TYGER y así vengarse.[18]

Máscara Negra decidió que era un buen momento para escapar de Gotham, y tomó un tren hacia fuera de la ciudad. Nightwing y Robin no pudieron detener al criminal, y Batman se empezó a enfrentar a él cuando un gran contingente TYGER abordó el tren para apresar definitivamente a Máscara Negra, quien fue llevado de vuelta a Ciudad Arkham.[19]

Inicio del Protocolo 10

Sabiendo que bajo la identidad de Batman no obtendría ningún progreso, Bruce Wayne comenzó una campaña política para pedir el cierre de Ciudad Arkham. Durante una de sus apariciones públicas, los soldados TYGER apresaron a Wayne por orden de Hugo Strange para que él no interfiriera en los planes del Protocolo 10, que se activaría esa noche. Ya como Batman, dentro de la prisión el vigilante pirateó los canales de comunicaciones de la fuerza TYGER.[20]

A lo largo de la noche Batman se tuvo que enfrentar a grupos armados de soldados, así como varios helicópteros patrullaban la prisión. Un helicóptero avistó a Batman pero recibió órdenes de Strange de no enfrentarlo, ya que tenía un plan especial para el héroe. Horas después de que Bruce Wayne fuera encerrado comenzó el Protocolo 10, que consistía en que varios helicópteros bombardearan los distritos de la prisión con el objetivo de causar el mayor número de bajas posibles y así purgar a Gotham del crimen.[20]

Asalto a la Mansión Wayne

Mientras los soldados cargaban los explosivos en los helicópteros y confirmaban los objetivos de Ciudad Arkham, desde la Torre Maravilla Strange supervisaba el plan. Recientemente Vicent Garrett, capitán de los TYGER, había conseguido resistirse al control mental del profesor, y Strange mandó ejecutarlo junto a varios internos que se encontraban en la torre. Regodeándose en cómo había logrado averiguar la identidad de Batman, activó el Protocolo 9 con la contraseña "mansión": varios soldados TYGER, totalmente armados, irrumpían en la Mansión Wayne.[21]

Robin y Nightwing, quienes habían estado utilizando simulaciones de enfrentamiento contra los TYGER en la Batcueva, escucharon activarse las alarmas de proximidad de la mansión. Por las pantallas observaron cómo varios camiones y vehículos militares atravesaban el perímetro de seguridad.[22]

Inmediatamente los soldados hicieron explotar la puerta principal de la mansión e irrumpieron en ella por lo que Alfred Pennyworth, que se encontraba en la entrada, activó un botón que hizo desplegar una gran fuente de humo denso justo a tiempo para que Nightwing le rescatara y todos fueran hacia la Batcueva, donde aún no habían llegado los soldados. Tras intentar sin éxito comunicarse con Barbara Gordon, Nightwing y Robin volvieron a la mansión para defenderla.[23]

Nightwing consiguió reducir a un grupo de soldados; a algunos con sus dardos tranquilizantes y utilizando sus bastones eléctricos con el resto, que estaban cruzando un charco de agua. En otra sala Robin noqueó rápidamente a dos soldados, y Alfred desde el ordenador de la Batcueva le comunicó que Nightwing necesitaba ayuda en la armería, donde una decena de hombres le apuntaban con sus armas, pero Robin llegó por un conducto justo a tiempo para derrotarlos. Alfred incluso utilizó un bastón de Nightwing para electrocutar a un soldado solitario, el último que quedaba, que se acercaba al reloj que guardaba la entrada secreta de la Batcueva.[23]

La policía acudió a la Mansión Wayne y Alfred argumentó que se había encontrado los cuerpos inconscientes de los soldados tras volver de hacer la compra. James Gordon, que se encontraba allí, comentó que Strange se había extralimitado en sus funciones y decidió poner fin a Ciudad Arkham.[23]

Fin de Arkham City

Después de que Batman escalara la Torre Maravilla, la élite de la fuerza TYGER se enfrentó al vigilante murciélago, pero no consiguieron derrotarlo. Tras la muerte de Hugo Strange y activación del Protocolo 11, que hizo explotar la torre, los ataques de los helicópteros TYGER a Ciudad Arkham pararon. Los guardias dejaron de reaccionar a las revueltas y el personal dejó los puestos repartidos por la prisión.[20]

Días después la policía, encabezada por James Gordon, comenzaron la recuperación de los distritos de Ciudad Arkham para ponerle fin y atraparon a los soldados TYGER que quedaban, desmantelando para siempre la fuerza.[24]

Equipo

Los guardias de seguridad TYGER, poseen un gran armamento contra los disturbios de los presos, entre el armamento que poseen se encuentran:

  • Rifle de asalto Vltor SBR
  • Pistola recortada Remington 870
  • Rifle de asalto AK-47
  • Rifle de asalto AK-74
  • Rifle de asalto Heckler & Koch G36
  • Rifle de asalto Steyr AUG 
  • Rifle de asalto M4A1 
  • Rifle de asalto FN SCAR
  • Rifle de batalla FN FAL
  • Mina de proximidad VS-Mk2
  • Granada Mk. 2

Galería

Por añadir

Referencias


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.